Le pedí acupuntura

Julia Ruiz Sánchez

Julia Ruiz Sánchez

Le pedí acupuntura y mientras me ponía las agujas le dije que hacer la acupuntura como él la hace es tan difícil y casi imposible para nosotros, a pesar de haber estudiado… y él me contestó que para nada….Me dijo que todo está en la cabeza, en la mente de la persona, solo pronunció esta frase. “Si no tienes miedo de perder tu vida por salvar a otro, ya puedes curar como yo lo hago…..”. No hicieron falta más palabras, lo entendí todo en ese mismo momento….Este hombre está rodeado de muchas personas, algunas con problemas muy serios…Después de una larga y dura jornada, se le nota cansado, pero él nunca se queja, si lo miras, te manda una ligera sonrisa cómo para reconfortarte y decirte “tranqila, es mi trabajo y hay que hacerlo, no pasa nada, no tengo tiempo para pensar que estoy cansado…”
El maestro Sun habla poco y actúa mucho….
Ayer fue bonito, una señora que tenía fuertes migrañas desde que era una niña me dijo “Es una bendición para mí haber encontrado a este hombre en mi camino de vida, con tan solo tres sesiones de acupuntura, se me han ido todas mis migrañas. Mi familia no se lo puede llegar a creer. He vuelto a nacer, ahora vivo la vida con alegría y me siento muy feliz. ¿Por qué no habré encontrado a este hombre antes?…Posiblemente, tenía que ser así, me tenía que llegar cuando me ha llegado….”.
Llevo ya más de 6 años con el Maestro Sun organizando su agenda de pacientes cuando viene a Barcelona para impartir sus sesiones de acupuntura y he visto muchos casos y muy interesantes, él va al origen del problema y a veces ocurren cosas increíbles, como ésta de la señora que tenía migrañas…También hubo un caso en Niza de una señora con problemas de acufenos que tenía desde hacía ya años. Este problema es difícil de tratar, el maestro Sun habla de muchas sesiones y mucha paciencia por parte del paciente, pero en Niza ocurrió un caso excepcional , tan solo después de una sesión, la paciente ya no tuvo más acufenos…..
A veces, hay suerte y si el terapeuta es bueno, es especial y el cuerpo es muy receptivo, ocurren estas cosas que a mí me parecen maravillosas…
En aquellas sesiones, aprendo mucho de las personas, de la vida….No pararé de agradecerle al maestro Sun el poder compartir esos momentos en aquella sala, ha sido y está siendo mi mejor escuela de vida….Gracias, gracias….

Julia Ruiz Sánchez
Discípula del Maestro Sun Junqing
Colaboradora en Barcelona