Buda del Origen

El día 11 de abril, por la mañana, me encontraba tratando con acupuntura a mis pacientes a la vez que realizaba chikung. Sentí interés en conocer el espacio ocupado por mi energía, ver hasta dónde llega mi energía. Miré junto a mí y vi una figura similar a Buda a la derecha de mi cabeza. La cabeza de la figura era de dos metros de alta.
En un primer momento pensé que esta figura era mi cuerpo de energía pero mirando con mi mente fui consciente de que no era mi cuerpo sino el cuerpo de Buda del Origen.
Él me miraba y yo le miraba a Él. Se coloca frente a mí a una altura de dos metros por encima mía de manera que su mejilla izquierda queda orientada hacia mí.
Estaba sentado en una silla de color nogal con apoyabrazos y sus manos se encontraban apoyadas sobre sus rodillas. A continuación me hizo llegar una gran cantidad de su energía.
La sensación de su energía es similar en el movimiento al viento solar pero más suave y más lento, no contiene luz, no tiene color, es similar al aire y se encuentra en continua expansión desde el cuerpo de el Buda del Origen.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *