El reglamento de iniciación de la Escuela Wubaomen

El discípulo Sun Junqing de la generación XIX de la Escuela Wudang Longmen (generación I de Wubaomen) tiene la determinación de propagar el Wudang Qigong para mantener la salud, curarse, curar (de forma abreviada Wubaomen Qigong o Wubaogong) creado por su Shifu Sun Haiyun, heredero encargado de la generación XVIII de la Escuela Wudang Longmen (en el mundo del Daojia Qigong al maestro de uno se le llama Shifu: shi significa persona que enseña y fu significa padre). Quiere transmitir a todas las personas los métodos que contiene este qigong tales como el método para reformar el cuerpo y la mente, el método para curar las enfermedades y mantener la salud, incluso el método para alargar la vida. Y quiere difundir por todo el mundo este qigong porque está convencido de que es el método más elevado dentro del mundo del qigong, el mayor tesoro de la cultura china, y lo considera patrimonio de la humanidad. De esta manera quiere contribuir a la salud, a la longevidad y a la paz de toda la humanidad.


1. Reglamento de rumen (iniciación)

Niveles de rumen:

Primer nivel: nivel rumen

Entre los estudiantes que aprenden Wubaomen Qigong, el que se dedica seriamente a la práctica del qigong y sigue dócilmente las enseñanzas del maestro, es propuesto por el propio maestro como rumen. Luego, después de haber superado diversas pruebas del maestro, participa en la ceremonia rumen en la que recibe el Certificado de Rumen de la generación XX de la escuela Wudang Longmen (II de Wubaomen) y pasa a ser discípulo rumen.

 Segundo nivel: nivel rushi

Entre los discípulos rumen, el que durante muchos años sigue investigando sobre la teoría y los ejercicios del Wubaomen Qigong, guarda el reglamento como discípulo rumen y transmite a las personas de su alrededor los métodos del Wubaogong para vivir en salud y disfrutar de una larga vida, es propuesto por el propio shifu como rushi. Y después de haber superado diversas pruebas del shifu, participa en la ceremonia rushi en la que recibe el Manual Rushi de la generación XX de la escuela Wudang Longmen (II de Wubaomen) y pasa a ser discípulo rushi.

 Tercer nivel: nivel dengtangrushi

Entre los discípulos del nivel rushi, el que durante años, mientras practica los ejercicios continua investigando sobre la teoría y los métodos del Wubaomen Qigong, guarda el reglamento como discípulo rushi, se dedica a transmitir a las personas de su alrededor los métodos del Wubaomen Qigong para vivir en salud y disfrutar de una larga vida, trabaja sin descanso para mejorar su cuerpo y su espíritu, se dedica a aliviar en lo posible los sufrimientos de los enfermos con los métodos de curación del Wubaomen Qigong, tiene la firme determinación de dedicar toda su vida a seguir difundiendo los métodos de salud y longevidad de este qigong y se empeña con todas sus fuerzas en cumplir con su deberes y responsabilidades como ser humano, es propuesto por el shifu como dengtang rushi. Después de pasar el examen del shifu, participa en la ceremonia dengtang rushi en la que recibe el Manual Dengtang rushi de la generación XX de la escuela Wudang Longmen (II de Wubaomen) y pasa a ser discípulo dengtang rushi.

Ceremonia rumen, rushi, dengtang rushi

En primer lugar, se ofrece incienso delante de la fotografía o del retrato del fundador de la Escuela Wudang Longmen y de Wubaomen (después de encender el incienso se levanta por encima de la cabeza), y se recita en silencio: “Yo, discípulo …, en adelante practicaré seriamente Wubaomen, estudiaré su teoría, guardaré el reglamento y dedicaré toda mi vida a difundir sus métodos de salud y longevidad”.

A continuación delante de la fotografía o del retrato del fundador de la Escuela Wudang Longmen y de Wubaomen se hacen nueve reverencias (de rodillas, se juntan las manos tres veces y se hacen tres reverencias cada vez con la frente en el suelo). Luego se le entrega al shifu el texto escrito de la propia decisión y se le hacen nueve reverencias de la misma manera (de rodillas, se juntan las manos tres veces y se hacen tres reverencias cada vez  con la frente en el suelo)

Luego, se inclina la cabeza a las personas mayores de la misma escuela y se saluda a los compañeros mayores y a los más jóvenes.

Por último, después de acoger los preceptos y las enseñanzas del shifu, se pasa a ser discípulo rumen, rushi o dengtang rushi de esta escuela.

Autonomía y toma de discípulos

El discípulo rumen de esta escuela tiene el deber de enseñar a las personas de su ambiente o a los alumnos de las clases de qigong los métodos del Wubaomen para vivir en salud y disfrutar de una larga vida pero no tiene autonomía para tomar discípulos. Es decir, no puede tomar discípulos rumen, rushi o dengtang rushi.

El discípulo rushi de esta escuela tiene el deber y la responsabilidad de enseñar a las personas de su entorno los mtodos del Wubaomen para vivir en salud y disfrutar de una larga vida y puede tener autonoma para tomar discpulos. Es decir, puede tomar discpulos rumen y rushi. Sin embargo, no puede tomarlos sin el consentimiento del propio shifu.

2. Vivir rectamente

Para seguir y alcanzar la existencia infinita del Dao, hay que empezar por cumplir los deberes y responsabilidades propias del ser humano. Para los discípulos de Wubaomen la esencia de estos deberes y responsabilidades la constituyen las enseñanzas del fundador del Wubaomen Sun Haiyun: “Respetar al maestro, cumplir las leyes y normas, honrar a los padres, hablar con amabilidad, practicar el bien, tener un corazón misericordioso”.

Los discípulos rushi o dengtang rushi de esta escuela deben grabar en su memoria, tener presente en su corazón y poner en práctica estas enseñanzas del venerable maestro Sun Haiyun. Si como discípulos actúan así, podrán llegar a comprender el Dao infinito que sostiene a todos los seres del universo, alcanzarán también un nivel elevado en el camino de entrenamiento del qigong y es posible que consigan completar con éxito el auténtico entrenamiento. Y no sólo disfrutarán siempre de salud física y mental, sino que también podrán prolongar sus años de vida.

Respetar al maestro
Debemos respetar siempre al shifu y seguir sus enseñanzas y orientaciones. Por medio de la práctica diligente de los métodos del Wubaomen Qigong que nos enseña el shifu debemos comprender a fondo sus principios y el modo de practicar sus ejercicios, hacer todo lo posible por difundir en la sociedad los métodos de salud y longevidad peculiares de este qigong, procurar transmitirlos al mayor número de personas y trabajar para que sean muchos los que puedan disfrutar de salud y de una larga vida.

Cumplir las leyes y normas
Debemos respetar a los superiores y a las personas mayores y cuidar de los niños. En cualquier tipo de relación debemos tratar al otro con cortesía y amabilidad sin tener en cuenta su carácter o su situación económica. Respecto a las cosas materiales debemos actuar con responsabilidad y seguir el criterio de la razón. Debemos portarnos bien con los amigos y con la gente de nuestro alrededor y aunque haya cosas que nos desagraden, tener paciencia y ceder. Cuando vivimos con la familia debemos seguir sus costumbres. Si somos estudiantes, debemos cumplir el reglamento de la escuela. Como ciudadanos debemos cumplir con nuestros deberes cívicos. Una vez entramos en el nivel rumen, debemos cumplir las normas del compromiso que contraemos.

Honrar a los padres
Debemos tratar con delicadeza a nuestros padres y hacer todo lo posible por atenderlos cuando no se encuentren bien de salud. Cuando ya no estén en condiciones de trabajar, debemos hacernos cargo de su manutención. A su muerte debemos encargarnos de la celebración de su funeral.

Hablar con amabilidad
En el trato con los demás debemos hablar con amabilidad y respeto. No debemos quejarnos, ni centrarnos en nosotros mismos, ni alardear de lo que somos, ni hablar duramente con palabras que hieran a los demás. No debemos comentar sobre lo bueno o lo malo de los otros, ni discutir ni pelearnos con nadie. En cualquier circunstancia debemos tener una actitud humilde.

Practicar el bien
En la medida de lo posible no debemos ver, ni oir ni hacer lo que no es bueno. Debemos ofrecer lo bueno a los demás, pensar primero en el beneficio del otro, trabajar por los demás, hacer el bien. De ningún modo y bajo ningún concepto podemos hacer daño a nadie.

Tener un corazón misericordioso
Nuestro corazón debe ser misericordioso y en la medida de nuestras posibilidades debemos estar al servicio de los demás. Un corazón repleto de obras buenas y que se dedica a hacer el bien, es dilatado como el cielo que lo contiene absolutamente todo, y extenso como la tierra sobre la que se da todo tipo de vida. Cuando ayudemos a otro, debemos hacerlo de corazón sin tener en cuenta si es rico o pobre. Cuando estemos en situación de curar a alguien, debemos hacerlo con toda responsabilidad sin importarnos si el otro es una buena persona o no. Debemos ser imparciales ante las cosas y no debemos discriminar a nadie sino tratar con la misma delicadeza a unos que a otros. En la medida de nuestras posibilidades debemos liberar a todos los pacientes de sus penas y enfermedades.

3. Ejercicios de qigong

Contenido de los ejercicios
Los ejercicios de qigong están basados en los métodos del Wubaomen Qigong, creado por el fundador Sun Haiyun. El ha escrito varios libros, entre ellos, “Wudang Qigong para mantener la salud, curarse, curar”, libro de texto cuyo objetivo fundamental es enseñar a curar las enfermedades y a conservar la salud, “Método de qigong para la salud dirigido a los niños”, “Qigong libre para disfrutar de salud en poco tiempo”, “Qigong en 6 minutos para fortalecer el cuerpo y disfrutar de una larga vida”.

Modo de practicar los ejercicios
En los ejercicios de qigong es fundamental el estar siempre relajado. Es importante mantenerse muy firme en el entrenamiento básico practicando sin falta cada da los ejercicios porque es la manera de superar las dificultades de la práctica. Por otra parte, introduciendo en los ejercicios la teoría aprendida y la experiencia conseguida con la puesta en práctica, se llega a un nivel ms elevado de práctica, y la nueva experiencia y el conocimiento adquiridos en esa nueva etapa ayudan a alcanzar un nivel de práctica todavía mayor. De ese modo, se continua avanzando sin límite hacia niveles superiores.

Objetivos de los ejercicios
Cuando se practican los ejercicios es importante estar siempre relajado, desde el principio hasta el final.

El primer objetivo consiste en relajarse mentalmente y relajar todos los órganos del cuerpo y cada uno de los músculos y articulaciones, hasta que desaparezca todo tipo de tensión.

El segundo objetivo consiste en relajarse de manera que el propio qi pueda circular por todo el cuerpo y por todos los jingluo (meridianos).

El tercer objetivo consiste en relajarse hasta el punto en que se llegue a un intercambio natural entre el qi del interior del cuerpo y el qi de la naturaleza de tal manera que el qi del cuerpo pueda fluir hacia el exterior y el qi de la naturaleza hacia dentro del cuerpo.

El cuarto objetivo consiste en relajarse hasta el punto en que el qi del cielo y el qi del universo puedan circular de manera natural dentro del cuerpo y suministrarle qi.

4. Reverenciar al Dao

Profundizar sobre los métodos de entrenamiento del Dao
Los métodos de entrenamiento del Daojia Qigong de China se proponen como punto de partida la mejora del cuerpo. Se cree que la teoría y la filosofía del Daojia y sus métodos de qigong encierran la ciencia ms elevada sobre el cuerpo humano. Para seguir acogiendo y difundiendo los métodos de entrenamiento del Dao, considerados como valiosa cultura creada por los venerables sabios de la antigüedad, es necesario comprender desde un punto de vista científico los singulares resultados del Wubaomen el campo de la salud y longevidad. Además es necesario investigar y esclarecer, también desde un punto de vista científico, los principios y la explicación del porque por medio de la reforma del cuerpo y del espíritu se llega a la inmortalidad, sabiduría  mantenida en secreto en China desde la antigüedad.

Practicar en profundidad los métodos de entrenamiento del Dao
La reforma del cuerpo y del espíritu (del corazón) del Wubaomen se considera la medida fundamental para mantener la propia salud, es ms, para mejorar el carácter y ser más amable, para modificar y mejorar el propio destino. Además, se cree que esta transformación del cuerpo y del corazón del Wubaomen es el único camino para llegar a comprender todo sobre el Dao, para alcanzar el nivel ms elevado de qigong, para disfrutar de una larga vida sin envejecer, etc.

Reformar el cuerpo consiste, en primer lugar, en hacer desaparecer todas las enfermedades y mantener un cuerpo sano. Luego se trata de transformar la calidad del mismo, crear un cuerpo extraordinariamente ms puro que el ordinario y hacer que el qi del cuerpo se transforme y se convierta en una parte del qi del cielo y de la tierra. Por último, se  por completo la calidad del cuerpo de naturaleza animal y se crea un cuerpo incorruptible como el diamante.

Reformar el corazón, en primer lugar, consiste fundamentalmente, en actuar según la tica y la moral del ser humano, es decir tener como norma de conducta: “Respetar al maestro, cumplir las leyes, honrar a los padres, hablar con amabilidad, practicar el bien, tener un corazón misericordioso”. Y con el continuo entrenamiento de qigong y la revisión personal ir poco a poco eliminando del corazón todo lo negativo hasta que sea totalmente bueno. Se trata también de actuar sobre la parte dura del carácter hasta conseguir que sea suave. Trabajar para que el corazón sea cada vez ms puro y ms grande. Mantenerse siempre sereno como la luna y actuar siempre con un corazón misericordioso que brille como el sol en todas las direcciones. Y hacer que la propia vida vaya de acuerdo con el modo de actuar del cielo y de la tierra y del universo.

Divulgar y propagar los métodos de entrenamiento del Dao
Para lograr la paz y la salud de toda la humanidad, es necesario que los que siguen el mismo camino de purificación del Dao se ayuden y apoyen mutuamente como amigos y hermanos. Es inadmisible el burlarse de otros. Se espera que todos mejoren su nivel de entrenamiento y que difundan los métodos de la práctica del chikung.

Al mismo tiempo, considerando que el Wubaogong, esencia del Daojia, es patrimonio de la humanidad, se trata de extenderlo y propagarlo por todos los rincones del mundo y desear que todas las personas tengan un cuerpo sano y alcancen una larga vida. Para eso hay que dedicar la propia vida al servicio de los demás.

Eliminar el sufrimiento de los enfermos
Hay que comprender a fondo los planteamientos y los métodos de curación  del Wubaomen y hacer todo lo posible para curar a los enfermos y minusválidos y eliminar así su sufrimiento. Al mismo tiempo, con la investigación científica sobre el modo de tratar enfermedades de difícil curación mediante el qigong, hay que tratar de abrir nuevos caminos de la medicina en el campo de la terapia con el qigong en beneficio de la sociedad del futuro.

5. Reglas de la Escuela Wubaomen

Primera:
Debemos poner en práctica las decisiones del shifu con seriedad y debemos ser respetuosos con los discípulos mayores y con los que comienzan.

Segunda:
Debemos participar activamente en las diversas actividades de la escuela, mantener su honor, cumplir con las obligaciones y responsabilidades propias de un discípulo y ejercitarnos con todo empeño en las técnicas de esta escuela.

Tercera:
Un discípulo que viole los preceptos y reglas contenidos en este manual puede ser sancionado por el shifu según la gravedad de la falta, y en el caso de una infracción grave, puede ser expulsado.

6. Preceptos de la Escuela Wubaomen

  1.  No engañar a nadie.
  2. No maltratar a nadie.
  3. No causarle daño a nadie.
  4. Desterrar la avaricia.
  5. No apoderarse de las ganancias ajenas.
  6. No competir con nadie.
  7. Eliminar la agresividad.
  8. No protestar
  9. Desterrar la soberbia.
  10. No ser arrogantes.

7. Enseñanzas del fundador

Instrucciones del venerable maestro Sun Haiyun (Yonyun), fundador de la escuela Wubaomen, heredero de la generación XVIII de la Escuela Wudang Longmen:

Todos los discípulos rushi que se encuentran a mi cargo cuando aprenden conmigo en primer lugar deben tener una actitud sincera y un buen corazón. Y deben aprender estas tres cosas:

  1. Aprender a vivir rectamente. Si viven así, alcanzarán la estima del cielo y de la tierra.
  2. Aprender los ejercicios de chikung. De esta manera lograrán tener un cuerpo fuerte y sano.
  3. Aprender a hacer obras buenas. Es decir, si son capaces de curar las enfermedades y de mantener la salud de los otros (o dicho de otro modo, si son capaces de eliminar los dolores que provienen de enfermedades comunes), conseguirán disfrutar de una larga vida.

Además hay que añadir que para difundir los métodos del Wudang Qigong, como por ejemplo el modo de conservar la salud, de cuidar el cuerpo, de fortalecer la energía vital y alargar la vida, o el estricto método de entrenamiento para volver al universo, así como para difundir el método de vivir honradamente como persona, los discípulos durante toda su vida deben tener la firme determinación de ser exigentes consigo mismos en el camino de entrenamiento del cuerpo y del espíritu, deben empeñarse en conseguir que se haga realidad el maravilloso deseo de permanecer en este mundo y de alcanzar la vida eterna.

Necesitan tener la firme determinación de ser exigentes consigo mismos para reformar su cuerpo y su espíritu trabajando la salud y la longevidad y la de toda la humanidad.

Redactado por Sun Haiyun en Shanghai Qingpu, el 1 de julio de 1999.

8. Enseñanzas del Shifu

Instrucciones del respetado maestro Sun Junqing (Yuanchi), heredero de la generación XIX de la Escuela Wudang Longmen (primer encargado de la Escuela Wubaomen):

Para difundir el Wubaogong creado por el venerable maestro Sun Haiyun, se deben aprender y comprender correctamente los principios y los métodos de conservar la salud, de curar las enfermedades y de prolongar la vida que presenta este qigong. Además es necesario enseñar a todas las personas del mundo los principios y métodos de este qigong, patrimonio de toda la humanidad. Y además es también necesario devolver la salud al mayor número de pacientes mediante la aplicación práctica de los métodos curativos de este qigong. Confío en que todos y cada uno, manteniendo nuestro cuerpo sano, podamos disfrutar de una larga vida.

Todos los discípulos rushi de esta escuela deben grabar esto en su mente y cumplirlo.

9. Reglamento básico

  1. Debemos practicar todos los días los ejercicios del Wubaomen Qigong y mantener nuestra salud física y mental.
  2. Debemos hacer siempre referencia a este manual y a la luz de sus reglas y exigencias debemos rectificar nuestra mente y nuestras acciones.
  3. Debemos respetar profundamente al shifu y seguir sus enseñanzas y orientaciones.
  4. Debemos responsabilizarnos de transmitir a otros el modo de practicar los ejercicios del qigong que lleva a la salud y longevidad.
  5. Debemos reducir el alcohol, dejar de fumar, disminuir la cantidad de carne y pescado y alimentarnos principalmente de verduras.
  6. Debemos estar siempre distendidos y mantenernos serenos mediante la purificación del cuerpo y de la mente. Ante cualquier circunstancia debemos ser tolerantes por encima de todo y estar dispuestos a ceder siempre.
  7. Debemos mejorar nuestras relaciones familiares y las que mantenemos con los vecinos y con los amigos.
  8. Debemos practicar el bien cada día y ponernos al servicio de los demás con un corazón compasivo.
  9. En nuestra vida diaria debemos ser austeros y no malgastar el dinero.
  10. Nuestra actitud debe ser humilde y sin presunción.

Redactado por Sun Junqing, heredero de la generación XIX de Wudang Longmen (primer encargado de la escuela Wubaomen) en Japón, el 1 de septiembre de 1999.

10.- Poemas y caligrafías para profundizar en el entrenamiento del Yangsheng Qigong

Existen poemas para profundizar más en el camino del entrenamiento del Daojia Yangsheng Qigong y para explicar con claridad todos los principios ocultos del qigong. Son textos de qigong rebosantes de qi y que también pueden actuar como talismán protector.


PoemaSHY

Daohaopu dirigido a los discípulos rumen y rushi (considerado también como poema para otorgar a los discípulos el daohao, nombre de entrenamiento) compuesto por el maestro Sun Haiyun (daohao: Yongyun), fundador de la Escuela Wubaomen y heredero de la generación XVIII de la Escuela Wudang Longmen.

Traducción:

Propagar como la luz el extraordinario método de entrenamiento del Dao, el camino de nivel más elevado, y entregar incluso a la gente corriente el método para conseguir el separarse de este mundo en vida y ascender al universo.

Hablar con amabilidad, practicar el bien, actuaremos con corazón compasivo. Respetar al maestro, observar las normas de educación, cuidar a nuestros padres.

Suavizar el carácter, aumentar la sabiduría aplicándose a la comprensión del camino de entrenamiento del Dao. Desarrollar, por medio de la práctica del qigong, un cuerpo que no se corrompe como si fuera un diamante.

Dejar de fumar, tomar menos bebidas alcohólicas y comer a base de verduras y con sabor ligero. Por la mañana y por la noche, de noche y de día limpiar a fondo el cuerpo y la mente.

Con paciencia, sin discusiones, estando siempre dispuestos a ceder, desterrar la codicia. Considerar que todas las cosas del mundo carecen de sentido.

La auténtica fuerza consiste en vivir de manera sencilla y mantener la mente serena estando relajados. La serenidad y la purificación, la actitud de olvidarse de todo es un camino de entrenamiento para toda la vida.

Realizar el entrenamiento para aumentar jing, qi y shen, los llamados tres tesoros que sostienen la vida. Percibir el estado de caos del cielo y la tierra y entrar en él.

Por medio de un procedimiento inimaginable desde el punto de vista de la sabiduría humana, ir más allá del espacio del universo siguiendo el principio del yin y yang que mantiene el desarrollo de todo lo creado. Recibir a los que llegan después empeñados  en el entrenamiento del qigong y ser invitados y elevados al mundo donde habitan los xianren que han alcanzado la vida eterna.

Compuesto por Sun Haiyun en Shanghai, el 18 de julio de 1993

PoemaSJQ01

Daohaopu dirigido a los discípulos rumen y rushi (considerado también como poema para otorgar a los discípulos el daohao, nombre de entrenamiento) compuesto por el maestro Sun Junqing (daohao: Yuanchi), primer encargado de la Escuela Wubaomen y heredero de la generación XIX de la Escuela Wudang Longmen.

Traducción:

Reparar el cuerpo y cultivar el qi para vivir en armonía con la naturaleza. Iluminar la mente y purificar el corazón para estar en sintonía con el origen del universo.

Siempre y en todas partes dedicarse de lleno y sin descanso al entrenamiento del qigong. Ni de día ni de noche, olvidarse del propio origen.

La tarea de poner los cimientos se lleva a buen término con la total observancia de la ética. Respetar al maestro, acatar a los superiores, no olvidar la deuda filial con los padres por la crianza y la educación

Una vez los asuntos mundanos del matrimonio y de las pasiones se han dejado pasar como una nube, una vez se han cumplido los deberes y responsabilidades del ser humano, es posible apartarse de este mundo.

Una vez se renuncia a todo tipo de codicia, cólera, quejas, una vez se sofoca el fuego de la ira y la avaricia y se purifica el qi, comparable al agua que sostiene la vida, es posible disfrutar de una larga vida.

Difundir el qigong curando a las personas enfermas y animando a todos a disfrutar de la felicidad de un mundo libre de enfermedades. Comprender el principio que crea el universo y todos los seres vivientes a partir del yin y yang y su modo de proceder.

Conseguir el verdadero cuerpo mediante la inspiración del qi del cielo y de la tierra. Transformarlo en un cuerpo ajeno a la muerte alimentándolo de la energía origen del universo.

Propagar y difundir el método de entrenamiento del Dao, edificar un mundo de paz y siguiendo a Lao Tse poder ascender al universo.

Compuesto por Sun Junqing en Japón, el 17 de agosto de 1999

PoemaSJQ02

Poema del proceso de entrenamiento del Dao dedicado a los discípulos rushi compuesto por el maestro Sun Junqing (daohao: Yuanchi), primer encargado de la Escuela Wubaomen y heredero de la generación XIX de la Escuela Wudang Longmen.

Traducción:

Primero: Conservar el cuerpo

Para quienes quieren entrar por el camino del Dao, lo primero es conservar el propio cuerpo. Una vez cumplidas las obligaciones y responsabilidades propias del ser humano, se avanza por un camino que lleva a un mundo mucho más extenso. Se trata de  respetar al maestro y a los superiores, cumplir los deberes filiales, hablar con dulzura, practicar el bien, dirigir el corazón en la recta dirección. Purificar el cuerpo y la mente siguiendo el curso del destino en los asuntos mundanos del matrimonio y de las pasiones y no volver otra vez al mundo del sufrimiento eliminando la posibilidad de ir al mundo de los infiernos.

Segundo: Llevar a cabo la propia aspiración

En el proceso de purificación del gran Dao es necesario llevar a término la decisión de mantenerse y seguir adelante con corazón firme, a medias no se consigue ningún resultado. Es cuestión de renunciar a las diversiones y pasatiempos, abandonar el erotismo y las apuestas y con un corazón firme empeñarse sinceramente en el camino del Dao. Se trata de seguir practicando los ejercicios todos los días, trabajar para reforzar la salud física y poner todos los medios para gozar de una buena salud mental.

Tercero: Guardarse del maligno

Estar atentos a todo tipo de codicia, quejas, odio: son como el maligno escondido en nuestro propio cuerpo. No dejarse llevar por las pasiones y los deseos, y cuando parecen incontrolables, resistir más y más. Se trata de salir beneficiados actuando siempre con prudencia, rechazando todo yin (en cuanto elemento negativo) y aumentando todo yang que se nos acerque.

Cuarto: Salvaguardar el propio origen

Los que trabajan en la propia conversión cuidan el qi y protegen su espíritu sin perder de vista el propio origen, donde se esconde la fuerza vital. Reducen los deseos, favorecen y aumentan el cuidado de la vida y viven indiferentes a las cosas de fuera como si estuvieran ciegos y sordos. Mantienen siempre el corazón sereno, nutren el qi y el espíritu, no ponen los ojos en lo que les rodea y su corazón permanece en calma.

Quinto: Establecer los principios fundamentales

Desde el establecimiento de lo fundamental avanzan en el proceso de entrenamiento, enseñando qigong propagan la verdad del Dao y curan al mayor número de personas.

Actúan con misericordia y trabajan sin espíritu de rivalidad. Están inmersos en el mundo y aunque poseen dotes brillantes pasan desapercibidos sin dejarse arrastrar por el ímpetu ni por el orgullo. Controlando los impulsos, cumplen las distintas reglas y a partir de cosas pequeñas continúan durante toda la vida ejercitándose con diligencia y frugalidad.

Sexto: Retirarse de este mundo

Cuando la flor de loto se abre a sus pies, se retiran de este mundo. Les inunda un sentimiento de alegría desde el fondo del corazón y les envuelve una profunda sonrisa. Actúan según el modo de proceder del cielo y de la tierra, se hacen uno con ellos, cuidando la vida prolongan sus años, más aún disfrutarán de la eternidad. Podrán seguir viviendo sin entrar en el espacio llamado mundo de la muerte y serán distintos de las personas corrientes porque no sentirán las tentaciones que provienen del mundo de lo real. Además, alcanzarán un estado en el que podrán actuar con plena libertad de manera que en vida podrán entrar en el reino de la muerte y relacionarse con los distintos seres que allí habitan. Al mismo tiempo, también podrán entrar en el mundo de la realidad y disfrutar de todo tipo de cosas buenas.

Compuesto por Sun Junqing en Japón, abril de 1998